Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La lluvia no nos abandonó en toda la jornada, tamizando la imagen de la ciudad y transformando el enlosado en un gigantesco espejo desde el cual nos llegaba otra Salamanca, brillante y desfigurada, una ciudad a la otra orilla del mundo. Y, en medio de todo ello, Pedro Pujante. Espejos. Otras orillas. Literatura. Relato corto. Magia, sueños y locura mezclados hábilmente con una realidad que se distorsiona hasta lo insólito, como el reflejo de los edificios a través del cristal del suelo mojado.

“Espejos y otras orillas”. Éste es el sugerente título de una obra aún más sugerente e inquietante, que fue protagonista este pasado jueves 18 de octubre de la segunda Jornada Literaria de Chiado Editorial en Salamanca. Se trata de un libro de relatos cortos que, como ya ocurriera en nuestra primera jornada, se agotó por completo en la librería Rivas, donde además se alcanzó un lleno absoluto.

De izquierda a derecha, Antonio Rivas, Pedro Pujante, Santiago Hernández, Carlos Cabrerizo y Carlos de Tomás

El autor, Pedro Pujante, digno heredero de grandes literatos como Cortázar, Borges o Allan Poe, se desplazó desde el calor agradable de Murcia hasta la llovizna ininterrumpida de las calles salmantinas para estar con nosotros, lo que le agradecemos. Tan pronto arribó a la ciudad, los tres organizadores de Chiado Editorial (Carlos María Cabrerizo, Carlos de Tomás y Juan Luis Vera) les recibimos —a Raquel, su pareja, y a él— y comimos con ellos, compartiendo unas primeras palabras en las cuales se hizo patente el gran sentido del humor, amabilidad e inquietud intelectual del autor. De allí nos dirigimos al Café Corrillo, no sin antes, inmortalizarnos en la Plaza del Corrillo, una foto que ya es tradición en el devenir de estas jornadas.

En el Café Corrillo, con Pedro Pujante

A las seis menos cuarto, una vez recuperadas las energías, dio comienzo la parte ajetreada del día. Pedro Pujante, bien acompañado por nuestro compañero Carlos María Cabrerizo, se puso en camino a las instalaciones del Canal 8 de la televisión de Castilla y León, donde la extraordinaria profesional Ana Sánchez White dirigió una interesantísima entrevista en la que salieron a la luz algunas de las claves más importantes de la obra de Pujante: el tema del doble, la realidad que se diluye en un juego de engaños bien hilados o la asombrosa habilidad del autor a la hora de tejer finales donde un giro inesperado trastoca y a la vez da sentido a toda la historia.

Momento de la tertulia en La Rayuela

Tan pronto finalizó la entrevista, ambos se pusieron en marcha hacia el Café La Rayuela, donde nos reunimos de nuevo y dimos comienzo a una tertulia de lo más animada y entretenida. Pedro Pujante nos resumió brevemente su trayectoria y pronto dio pie a la conversación en un ambiente abierto y relajado, a la que todos los presentes se entregaron de forma muy activa. Surgieron temas como la dualidad que impera en los relatos del escritor murciano, de idéntico trasfondo pero diversas manifestaciones: yo frente al otro en el espejo, la vigilia y el sueño, dos realidades que se cruzan, el hecho frente al fruto de la locura, el presente y el pasado… Polos opuestos que, en los cuentos de Pujante, se cruzan y diluyen hasta puntos inquietantes a la par que deliciosos. Pudimos vivir esa delicia cercana a la inquietud con varios microrrelatos que el autor nos regaló, todos ellos dotados de un lenguaje profundamente evocador y un final insólito.

La charla fue variada y la participación, muy activa

Se habló del relato corto como el género olvidado en este país, frente a lugares como Estados Unidos donde está cobrando cada vez un mayor protagonismo. De ahí se derivó hacia la comprensión del relato corto, curiosamente, como un género más cercano a la poesía que a la novela, dado que ésta última, al ser más extensa, permite un mayor margen de maniobra y la creación de un universo muy completo; por el contrario, poesía y relato corto deben crear un mundo en pocas palabras. Así pues, éstas han de ser las exactas y perentorias, sin excesos, sin divagaciones, sin rodeos. Para Pedro Pujante, el relato “debe ser intenso, conciso y compacto; debe atrapar al lector de un golpe”.

Oli de La Rayuela, Pedro Pujante, Carlos de Tomás y Carlos María Cabrerizo

También tuvimos tiempo de conocer brevemente acerca de los proyectos de futuro del autor de “Espejos y otras orillas”, entre los que se encuentran otro libro de relatos cortos que llevará por título “Hijos de un dios extraño” y una posible novela muy interesante de ciencia ficción. Se habló largo y tendido del arte en general, del creador artístico como un “mentiroso”, un inventor de realidades en luces y sombras que juega a engañar al receptor, transportándole a mundos irreales.

Y hubo tiempo también, antes de marcharnos, para discutir la escasa —prácticamente inexistente— atención que los medios de comunicación presta a este tipo de eventos, a los que ni siquiera mencionan. Su silencio desemboca en la apariencia de que no hay interés por la cultura, cuando es su mano la que impide su conocimiento. Todos los presentes atestiguaban cuánto estaban disfrutando de esta tertulia y, en contraposición, la dificultad para enterarse de la misma a causa de esos medios —comparados por un contertulio con simples tablones de anuncios donde las letras no tienen cabida— que ni la anunciaron ni tampoco harían la más mínima mención al día siguiente. Así fue. La excepción: el programa “Salamanca es así”, en el Canal 8, presentado por Sánchez White.

La Librería Rivas, abarrotada

Ya en la Librería Rivas, nos sorprendió cómo la afluencia de gente dobló a la de la jornada precedente, en tal medida que, una vez finalizado el acto de presentación, hubimos de ocupar también el amplio portal de la librería y parte de la calle para compartir vino de honor y ágape.

El acto consistió en una breve presentación a cargo de Carlos María Cabrerizo y Antonio Rivas, librero decano de Salamanca, para dar paso a continuación a Pedro Pujante, que nos leyó un magnífico relato no incluido en “Espejos y otras orillas” al son de los acordes de Santiago Hernández, quien nos deleitó con su soberbia interpretación a guitarra de “Asturias”, de Isaac Albéniz.

Presentación de “Espejos y otras orillas” en la Librería Rivas

Acto seguido, Pujante nos guió con destacable cercanía por los entresijos de “Espejos y otras orillas”, incidiendo en la dualidad de las realidades representadas en los relatos, también a nivel formal, en tanto la obra se divide en dos partes claramente diferenciadas y simétricas, cada una con siete relatos. En la primera parte, “Espejos”, la temática del doble y las realidades que se mezclan generando atmósferas insólitas, está muy presente, mientras que los relatos restantes presentan una factura un tanto más realista.

Pedro Pujante en la firma de ejemplares

Culminó la jornada entre brindis y risas, celebrando que no quedó un solo ejemplar de la obra de Pujante en los estantes de Rivas, sonriendo a la lluvia y a unos asistentes que, una vez más, nos hicieron sentir que las Jornadas Literarias de Chiado Editorial en Salamanca tienen mucho sentido. Por asirme a un hecho y no dejar esta afirmación en el aire, reproduzco aquí el comentario que me hizo una de las participantes en la jornada: “Llevo toda la vida asistiendo a eventos literarios con autores de mayor o menor prestigio, pero ésta es la primera vez que puedo brindar con el escritor y ponerle la mano en el hombro sin sentirme fuera de lugar. ¡No dejéis de promover esto, que buena falta hace!”.

No me queda sino agradecer a esta señora y a tantas personas que son parte indispensable de este proyecto, su entrega y participación. A Antonio Rivas, a Oli de La Rayuela, a mis compañeros Carlos de Tomás y Carlos María Cabrerizo que con tanta ilusión y empeño luchan porque esté listo hasta el último detalle, a Chiado Editorial por ser la esencia de cuanto hacemos, y con especial cariño a todas y todos los que disfrutáis con esta iniciativa, que es para todos, que está abierta sin condiciones. Que es tan vuestra como nuestra.

Amigo Pedro, amiga Raquel, hicisteis de la pasada una jornada completamente inolvidable, repleta de magia, diversión y buena literatura. Sabéis que ya formáis parte importante de nuestras vidas y nos tendréis a vuestra disposición siempre que así lo queráis. En cierto relato de “Espejos y otras orillas”, el tiempo se congela y los personajes quedan atrapados en un jueves eterno. Pensándolo bien, no estaría nada mal permanecer por siempre en las delicias de este feliz jueves, 18 de octubre de 2012.

Juan Luis Vera, para Jornadas Literarias de Chiado Editorial 2012

 

Tertulia con Pedro Pujante en La Rayuela

Antonio Rivas, Oli y Pedro Pujante. ¡Muchas gracias a los tres!

Vino de honor y ambiente festivo en la Librería Rivas

 

 

 

 

 

Cuatro escritores en la Plaza del Corrillo, una imagen clásica de las Jornadas de Chiado Editorial en Salamanca. De izquierda a derecha, Carlos María Cabrerizo, Juan Luis Vera, Pedro Pujante y Carlos de Tomás.

Anuncios