Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

David Benedicte con Carlos de Tomás, Director de las Jornadas Literarias de Chiado en Salamanca.

El pasado jueves el cielo salmantino se mostraba cubierto y grisáceo, sumiendo la ciudad en una continua amenaza de lluvia, lo que no fue óbice para que disfrutáramos de la luminosidad y el humor inteligente de David Benedicte en la primera de las Jornadas Literarias de Chiado Editorial en Salamanca. Finalmente no hubo lluvia, aunque sí llovieron preguntas y curiosidades sobre “Guía Campsa de cementerios” y fue copiosa también la demanda de dicha novela, cuyos ejemplares se agotaron por completo en la librería Rivas.

Como sabemos, David Benedicte es uno de los escritores con mayor proyección de las letras españolas, lo que también ha sido notorio en la gran afluencia de gente y en la curiosidad y atención mostradas por los asistentes. A continuación haremos un somero recorrido por una jornada que para muchos de nosotros será imposible de olvidar.

En la Plaza del Corrillo. De izquierda a derecha, Carlos Cabrerizo, David Benedicte, Juan Luis Vera y Carlos de Tomás.

David Benedicte arribó a Salamanca en torno a la una de la tarde con un viento que animaba la búsqueda de espacios cerrados. Lo encontramos en un lugar tan emblemático como la Plaza de Anaya, disfrutando de las vistas de la catedral. Los organizadores del evento (Carlos de Tomás, Carlos María Cabrerizo y Juan Luis Vera) compartimos con él comida y animada conversación, hasta que, siguiendo la apretada agenda del día, lo acompañamos a Canal 8 donde Sánchez White le hizo una entrevista junto a nuestro compañero escritor Carlos María Cabrerizo, que en unos días tendréis a vuestra disposición en YouTube. Terminada la entrevista, no había tiempo que perder. Regresamos al centro histórico y a las 18:30 nos acomodamos en el piso superior del Café La Rayuela, exquisitamente organizado por Oli, uno de sus dueños, para comenzar la tertulia.

Momento de la animada tertulia con David Benedicte

El autor comenzó ofreciéndonos una completa visión de su trayectoria, las razones que le llevaron a escribir “Guía Campsa de cementerios” y el proceso de creación de la novela, así como su reciente incursión en el mar de la poesía, precisamente a raíz de la ya mencionada “Guía Campsa de cementerios”. En esta obra, nos dijo David, se practica un inquieto deseo de dar alas a la creatividad, el fluir de la literatura, frente al encasillamiento de los géneros y estilos narrativos. “Es inevitable que los medios de comunicación etiquetemos las creaciones, es nuestro trabajo”, comentó David, que también es periodista, “y cada lector ha de mirar más allá de las etiquetas y sacar su propia visión de una obra”.

Nos situó también en la pista de sus mayores influencias o, mejor dicho, las obras que le marcaron, para finalmente leernos fragmentos de sus novelas “Travolta tiene miedo a morir” (Premio Francisco Umbral de Novela 1997) y “Valium” (2001). Asimismo, nos detalló sus impresiones cuando recibió el premio Francisco Umbral; acaso fuera la primera vez que Umbral se personase para hablar de un libro que no era el suyo. David recordaba con afecto las palabras que Umbral le dedicó: “hoy nace un gran escritor, de no ser que se pierda en las drogas, tenga un accidente de moto o acabe en la cárcel”. Nada de ello ha ocurrido aún, según atestiguó el autor.

En la librería Rivas. Antonio Rivas, David Benedicte, Oli de La Rayuela y Carlos de Tomás.

Acto seguido, nos recitó algunos poemas de “Biblia ilustrada para becarios” (2009) y “Maremágnum 44″ (Mención de Honor Mejor Poemario Revelación Revista Ágora, 2012), de los que nos sorprendió el dramatismo en la temática, extraordinariamente combinado con un cuidado humor oscuro en la forma de trasmitirla. La conversación se animó, dando lugar a una verdadera charla colectiva que paseó desde las curiosidades de la obra de David Benedicte (personajes insólitos, situaciones divertidísimas…) hasta un cuestionamiento conjunto acerca de cómo sería la literatura del futuro, qué ingredientes tendría y de qué forma evolucionaría, o cuál sería el novedoso formato de transmisión; imprevisible, teniendo en consideración la tormenta socioeconómica en que estamos inmersos y que no sabemos —no podemos saber— en qué desembocará.

Carlos Cabrerizo, Juan Luis Vera, David Benedicte y Carlos de Tomás, en la librería Rivas.

Nos tocó interrumpir la animosa conversación porque se nos echaba encima la hora de comenzar la presentación y firma de ejemplares en la librería Rivas, prevista a las 20.30. Una vez allí, los tres organizadores pronunciamos unas breves palabras para dejar paso al protagonista de la tarde, quien nos acercó al mundo de “Guía Campsa de cementerios”, una recreación poderosamente surrealista y suburbial del cielo católico, hilarante sin pretender ser irreverente o irrespetuosa. Una obra plagada de humor y referencias bíblicas pasadas por la túrmix de la actualidad y la imaginería del autor, una aproximación al afrontamiento de nuestra propia muerte.

Benedicte nos leyó algunos párrafos de la novela, con admiración acogidos por los presentes, que arroparon el fin de la lectura con un caluroso y sonoro aplauso. Acto seguido, disfrutamos de un vino y unas estupendas empanadas que acompañaron el clima festivo y animado de la librería Rivas, repleta y luminosa en medio del cielo ya nocturno de Salamanca.

Vino en honor a David Benedicte en la librería Rivas

Como mencionábamos más arriba, los ejemplares de la novela se agotaron en un abrir y cerrar de ojos, y no fueron los únicos. Para los que os quedasteis sin ellos, muy pronto serán repuestos en Rivas, ya en su 3ª edición. Se confirma así lo que en este blog adelantábamos: que “Guía Campsa de cementerios”, de David Benedicte, se ha convertido en uno de los fenómenos literarios del año y que aún tiene mucho que decir.

Acostumbrados como estamos a recibir en Salamanca a personalidades de las letras, secuestradas por el protocolo académico o la entrega de cualquier premio; ahora tenemos la oportunidad de compartir espacio y palabra con el autor, de fajarnos con ellos en la corta distancia y disfrutar de estos momentos irrepetibles, como manifestaron la mayoría de los asistentes. Esperamos que esta iniciativa crezca para bien de la literatura y de la cultura en general. Por nuestra parte, no faltará empeño.

Recuerdo que, en algún instante de la tarde, David Benedicte nos dijo algo así como: “si alguien consigue hacerme reír con su obra, se ha ganado mi respeto para siempre”. Querido David, reímos con tu novela, nos hiciste reír con algunos puntos de humor irrepetibles en tus poesías y la conversación contigo estuvo abarrotada de sonrisas. Nos tienes ganados, amigo, ya sea aquí o en el paraíso, quién sabe si a bordo de un Simca 1200.

Juan Luis Vera, para Jornadas Literarias de Chiado Editorial 2012

 

Los escritores Carlos de Tomás y Alfonso Pérez con el pintor Miguel Ramos, durante el vino de honor.

En el Café La Rayuela, donde tuvo lugar la tertulia con David Benedicte

El librero Antonio Rivas, Oli de La Rayuela y Carlos de Tomás, director de las Jornadas

El librero Antonio Rivas con David Benedicte.

Una jornada literaria inolvidable junto a David Benedicte. Querido David, de parte de los tres organizadores, muchas gracias por regalarnos este día. ¡Te deseamos lo mejor en tu carrera literaria!

Anuncios